09 junio, 2006

(I Keep A) Close Watch

La primera vez que escuché hablar de John Cale fue en un bar de la calle 49, cerca del Colegio Nacional. Ahí dos tipos de unos treinta años comenzaron una discusión que duró una eternidad, uno era el novio de Soledad, mi amiga para las salidas locas, y el otro era mi supuesto candidato. Cada cinco minutos, yo me preguntaba quién era ese ñato de apellido Cale al que estos tipos dedicaban tanto tiempo. Pocas veces en mi vida me sentí tan ignorada. Con mi amiga nos mirábamos sin mirar y después de un rato de resignación, empecé a prestar atención a la charla que por momentos subía de tono para luego bajar y volver a empezar. Cada uno exponía su teoría como si se tratara de dos escuelas filosóficas. El más bonito para ponerle un rótulo, decía que Cale no tenía nada que hacer frente a Lou Reed. Que Reed fundó la Velvet, que Reed le enseñó a Bowie a vestirse de mujer y que el punk, el dark y la psicodelia más oscura nacieron gracias a Luisito. El otro, un pibe de pelo corto y vocecita un poco afeminada, defendía a Cale sin utilizar grandes ejemplos. Decía que John Cale era galés y que estaba loco, y que eso era suficiente para estar por encima de Reed, que encima se hacía el loco. A mí me encantó esa definición, porque era medio tonta y al mismo tiempo escondía algo de razón.
En un momento, el defensor de Cale desarmó a su oponente diciendo que el propio Lou Reed había reconocido que John Cale era el Beethoven del siglo XX y que nadie se había dado cuenta. Nunca más volví a ver a esos dos tipos, pero desde aquel día adopté a Cale como una estampita para llevar junto a mi DNI. Con el tiempo me di cuenta que no sólo es un gran pianista, compositor y productor, si no que es un artista que debería haber nacido en el Renacimiento. Vive en una época equivocada, pero compone como si viviera en la edad de oro del arte. Su voz es atormentada, y toca el piano como si estuviera poseído por el demonio… Conozco hasta sus discos para ballet o sus bandas de sonido para las películas de Warhol, verdaderas obras de arte en un dulce equilibrio entre la locura, el dolor y la belleza. Con Cale puedo mantenerme estable y además siento que sus canciones me cuidan.

6 Comentarios:

Anonymous mari dijo...

John Cale: uno de los músicos que más me intrigan. El eslabón perdido entre la música académica y el punk. En esos días en que las lágrimas me brotan fácilmente, Cale se hace necesario. Una melancolía que a la vez que cala en lo más hondo, nos pone bien (en ese sentido, voy a hacer una asociación tan personal como ilícita: Cale y Morrissey. Los dos provocan en mí efectos parecidos. No hay tristeza que no haya superado el filtro de sus canciones terminando en una calma sonrisa). Fragments Of A Rainy Season es un disco maravilloso. Vintage Violence, Helen Of Troy, Paris 1919...¿Quién puede decir con absoluta certeza que uno, sólo uno, de los discos de Cale es "el mejor"?

11:10 p. m.  
Anonymous El Editor de blogs dijo...

Mari realmente debo decir que tu escritura me sorprende, casi perfecta. Me gusta la melodía que tiene. Señorita Li, sus experiencias musicales son divertidas y ensoñadoras.

8:48 a. m.  
Anonymous Fernando dijo...

Duran Duran, Japan y Roxy Music, juntos en un mismo bloque. Me lo perdí, tuve una recepción en el cultural San Martín a las 21 horas, pensé que duraría menos peor llegue a casa a la una de la mañana. Un fastidio!. Espero poder esucharlo el jueves.
¿Vieron el partido? Vi el primer tiempo y me quede dormido, eso me pasa por tener la tv en el dormitorio, aunque no me queda otra vivo en un monoambiente!
Saludos

11:09 a. m.  
Anonymous Sergio Pagani dijo...

Todo bien pero decirle ñato a Cale, no es muy apropiado. Parece un adjetivo que usaría una persona mayor, algunos de mis tíos abuelos.
Hace cuánto que no leo o escucho esa palabra.
No te imagino pasando la edad de la inocencia! Señorita Li.
Sí, vi el partido y me aburrí bastante, lo único bueno es saber que en el trabajo los jefes están todo el tiempo discutiendo eso y no me dan bola.

5:50 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Cómo se llama la mina que pasaste?

11:14 p. m.  
Anonymous Federico Salvuet dijo...

Yo sería el más bonito dentro de esa discusión aunque no caben dudas los dos juntos eran explosivos.

5:37 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal